13/11/09

Conversando con el Dr. Abatah

“No, it is small World”
Dr Abatah

Cierro los ojos. Escribo en el teclado lo que me sale. Gh8rstjgpoafdskg. Hago copy paste en el buscador. Nada…Una constante en mi vida y en mi entorno Q: generar palabras inconexas en su formación, a las cuales se le otorga algún sentido vaya a saber uno porqué y el que no puede ser explicado con colegas suyas, sino solo por la mera interpretación que se va adquiriendo participando en el contexto.

El problema se suscita cuando esas palabras que si bien se pueden pronunciar y pensamos que carecen de sentido para el resto, en realidad existe y tienen un significado que jamás hubiéramos pensado.”La verdad es que no se exactamente de donde salió la palabra, siempre arrojamos fruta, pero vaya a saber por qué A batah venció al tiempo” explicó “X”, uno de sus impulsores al ser consultado.

La utilización de la palabra fue en incremento y deslizándose hacia diferentes entornos. Fue en uno de esos que surgió juntarme a tocar algunos temas de punk. ¿Adivinen cómo le pusimos a la banda? Por supuesto A batah! Dos ensayos en un año es una linda manera de graficar la seriedad del proyecto.

Entre un Batah de acá, un abatah! de allá, un día se me ocurrió “googlear” la extraña palabra. Un tsunami de sensaciones experimenté al encontrar: una aldea de Siberia, una ciudad de Kuwait, un popular cantante “Nasheed Abatah”. Pero solamente uno se llevó todos los galardones “El Dr Abatah”. Sí, Dr. en criminología en la Universidad de Mutah, en Jordania. Abatah tenía la llave que quizás me mostrara el camino hacia la verdad, su mail. Agregado a los contactos del chat de Bill, pasaban los días esperándolo en la falsa aldea global y nada. Pero ya el titulo del artículo me delata, así que no doy mas vueltas. Hablé con abatah! Si hablé con la palabra inconexa sin significado a priori y por la cual usted estará pensado ¿Tanto quilombo por eso? “Es un mundo pequeño” exclamó al tratar de entender qué hacia hablando con un pibe de América del Sur y el cual había utilizado su nombre para una banda de punk.

No encontré la verdad con él, pero la moraleja es que más allá de buscar respuestas acerca de si inventamos las palabras o si los significados están por afuera y taladrar mi cabeza con diversas teorías, lo importante es que estas pequeñas idioteces nos brindan un momento único, que solamente puede ser entendido por quienes alguna vez se les dio por seguir este procedimiento. Es recomendable señores.

Anexo: antes de terminar esta nota se me dio por buscar el nombre de la revista que va a publicar esto. Solamente encontré una referencia que no sea de la publicación con las características anteriormente mencionadas. El párrafo me dio miedo “Wenedye saxe 3 eo aaduo hite sareti josoa oresu eeta the. Kooplech kigr. Tetaosezhui wetu 12. Hefanosina chidepho. Quedishu esoll dolu qu cha Kiquedosawi lag.” Y agradezcan que no hay espacio para poner el dibujo diabólico que acompaña al texto.
Dieggae, en Quedishu? 5
Agradecimiento a Java por mandar cualquiera y ser el verdadero héroe de esta epopeya de la anécdota al poder.

4 comentarios:

pol dijo...

ui

Cristo dijo...

que vuelva el diego a la cabecera caretas!

dieggae dijo...

ese faro de merda!!!

pol dijo...

el diego me la chupa
aguante el rey pele y el rey pecebrero